La psicomotricidad encuentra su intervención en diferentes ámbitos: preventivo, educativo, reeducativo y terapéutico.

En el ámbito terapéutico los psicomotricistas realizamos evaluaciones diagnósticas y tratamientos psicomotrices. Las evaluaciones se realizan con el fin de obtener una aproximación diagnostica.

En el tratamiento y rehabilitación psicomotriz nos proponemos abordar las alteraciones o retrasos que presentan los niños en su evolución, utilizando el cuerpo como vía de tratamiento. Se busca favorecer el desarrollo motriz, cognitivo, social y afectivo-emocional. Los Psicomotricistas entendemos el desarrollo infantil como una unidad de movimiento, experiencia, pensamiento, sentimiento y acción.

A través del juego el niño relaciona sus movimientos, sentimientos y pensamientos entre sí. Por lo tanto buscamos que el niño conozca y vivencie su cuerpo como vía de comunicación, aprendizaje y relacionamiento con el mundo que lo rodea.

El tratamiento va dirigida a niños con:

  • Alteraciones psicomotrices.
  • Retraso psicomotor.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Dificultades emocionales.
  • Hiperactividad o déficit de atención.
  • Alteraciones de conducta, etc.
  • Síndrome de Down, Autismo, etc.